CIENCIAS  DE  LA  SALUD
   Inicio      Uréter

 

URÉTER

DEFINICIÓN

Son dos tubos musculares cuyas contracciones peristálticas transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga urinaria. Cada uno de ellos mide (25-30 cm de largo, su pared es gruesa y son estrechos y se continúan por arriba  con la pelvis renal; un ligero estrechamiento puede señalar la unión de ambas estructuras.

DIVISIÓN

La porción abdominal del uréter desciende retroperitonealmente en la parte medial del psoas mayor, que lo separa de los extremos de las apófisis trasversas lumbares. Por delante del musculo cruza ventral al nervio genitocrural  y es atravesado oblicuamente  por los vasos gonadales. Penetra en la pelvis menor anterior cruzando ventralmente el segmento final de los vasos iliacos comunes ó al inicio de los vasos iliacos externos.

En su origen, el uréter derecho suele estar vestido por la porción descendente del duodeno; descienden lateralmente a lavena cava inferior y es cruzado anteriormente por los vasos cólicos e ileocolicos  derechos; cerca del estrecho superior de la pelvis menor pasa por la parte inferior del mesenterio y del íleon terminal. El uréter izquierdo, cruza por los vasos cólicos izquierdos pasa por detrás del colon sigmoide y su mesenterio en la pared  posterior de la fosita intersigmoidea. 

Nota: en las cirugía la porción abdominal  del uréter izquierdo es más fácil de exponer que la del lado derecho.

 

La porción pélvica, aproximadamente de la misma longitud que la abdominal, se encuentra, en ambos sexos, en el tejido areolar extraperitoneal. Al principio desciende postelateralmente por la pared lateral de la pelvis menor, siguiendo el borde anterior de la escotadura ciática mayor. A la altura de la espina ciática gira anteromedialmente en el tejido fibro-adiposo por encima del elevador del ano para alcanzar la base de la vejiga.

En la pared posterolateral de la pelvis anterior a la arteria iliaca interna y al inicio de su tronco anterior, por detrás de los cuales se encuentran la vena iliaca interna, el tronco lumbosacro y la articulación sacroilíaca. Lateralmente está situado sobre la aponeurosis del músculo  obturador interno. Progresivamente cruza y se hace medial a la arteria umbilical, el nervio, arteria y vena obturadores y las arterias vesical inferior y hemorroidal media. En el hombre, en la parte anteromedial de su descenso, el uréter pélvico  es cruzado anterosuperiormente, de lateral a medial, por el conducto deferente. Luego pasa por delante y ligeramente por encima del polo superior de la vesícula seminal, para atravesar oblicuamente la pared  de la vejiga, antes de abrirse en el ángulo lateral del trígono vesical de su lado. Su porción terminal está rodeada por tributarias de las venas vesicales.

En la mujer, la porción pélvica tiene, al principio, las mismas relaciones que en el hombre, pero por delante de la arteria iliaca interna, se sitúa inmediatamente posterior al  ovario, formando el límite posterior de la fosa ovárica. En la parte anteromedial de su curso a la vejiga esta en relación con la arteria uterina, el cuello uterino y los fondos de saco vaginales. Está en el tejido conjuntivo extraperitoneal, en la parte inferomedial  del ligamento ancho del útero; aquí la arteria uterina es anterosuperior al uréter a lo largo  de 2,5 cm y luego cruza a su lado medial para ascender a lo largo del útero. El uréter gira hacia delante ligeramente por encima del fondo del saco vaginal lateral y aquí suele estar  2 cm por fuera de la parte supravaginal del cuello uterino. Luego se inclina medialmente para llegar a la vejiga, con una relación variable con la cara anterior de la vagina. Como, en general, el útero esta desviado hacia un lado, un uréter puede quedar más ampliamente en contacto con la vagina (generalmente el izquierdo, que puede cruzar la línea media). Puede ocurrir lo contrario y, a veces, un uréter no es anterior a la vagina, situándose por delante de ella una parte mucho más larga del otro.

En ambos sexos,  cuando la vejiga esta distendida, las aberturas ureterales están separadas unos 5 cm y algo menos cuando está vacía. En su curso oblicuo a través de la pared de la vejiga, el uréter se ve comprimido cuando esta se distiende, para evitar  el reflujo, a lo que también contribuye el peristaltismo ureteral.