CIENCIAS  DE  LA  SALUD

ANATOMIA_HUMANA.                                                    CABEZA

INERVACIÓN  SENSITIVA  DE  LA  CARA

La inervación sensitiva de la cara depende del nervio Trigémino (V) con la excepción de una pequeña porción del ángulo de la mandíbula y de la parte inferior de la misma, inervada por la raíz C3 del plexo cervical.

Cada división del Trigémino inerva territorios que corresponden a las tres divisiones embriológicas de la cara: el proceso frontonasal (V1), el proceso maxilar (V2) y el proceso mandibular (V3). La sensibilidad de la zona posterior del cuero cabelludo, el borde inferior de la mandíbula y el cuello es recogida por ramas del plexo cervical.

El nervio trigémino es un nervio mixto, con una raíz sensitiva y una raíz motora. 

Su origen aparente esta dado en la parte antero-lateral de la protuberancia anular.


Su raíz sensitiva, formada por prolongaciones de neuronas que tienen su cuerpo en el ganglio de Gasser, se divide en tres ramas:

 

• Nervio oftálmico (V1).

 

• Nervio maxilar superior o maxilar (V2).

 

• Nervio maxilar inferior o mandibular (V3). El nervio maxilar inferior, junto con fibras sensitivas, aporta la inervación motora a los músculos de la masticación (músculos temporal y masetero, pterigoideo interno y externo), a los músculos periestafilino, milohioideo, vientre anterior del digástrico y músculo del martillo.

El nervio oftálmico (V1)

Tras su salida por la fisura orbitaria superior, penetra en la cavidad  órbitaria y se divide en las siguientes ramas:

Nervio lacrimal: inerva la piel de la parte externa del párpado superior, la conjuntiva y las glándulas lacrimales.

Nervio frontal: inerva el párpado superior, incluyendo la conjuntiva, el seno frontal, la frente y el cuero cabelludo hasta la sutura coronal. Da origen, dentro de la órbita, a los nervios supraorbitario(frontal externo) y supratroclear (frontal interno).

Nervio nasal o nasociliar, que comprende las siguientes ramas:

Nervios ciliares largos y cortos, que inervan el globo ocular.

Nervio infratroclear o nervio nasal externo, que inerva la piel del dorso de la nariz y la comisura interna del ojo.

Nervios etmoidales anterior y posterior, que inervan la parte anterior del etmoides, parte del septo y de la pared lateral de la cavidad nasal, parte del hueso nasal y la punta del ala de la nariz.

Las ramas superficiales del nervio oftálmico inervan la piel de su área de distribución; las ramas profundas, las mucosas nasales, la conjuntiva y el seno etmoidal, y las ramas intracraneales aportan la inervación sensitiva de la duramadre frontal y occipital, y de la tienda del cerebelo.

 

El nervio maxilar superior (V2) 

Sale del interior del cráneo por el orificio redondo mayor, atraviesa la fosa pterigomaxilar y entra en la cavidad orbitaria por la hendidura esfenomaxilar. Da origen a las siguientes ramas:

Rama meníngea y orbitaria, para la cobertura sensitiva de los senos etmoidal y esfenoidal.

Rama cigomática, con divisiones cigomaticotemporal y cigomaticofacial, para la inervación sensitiva del hueso cigomático, la piel suprayacente y la parte lateral de la frente.

Ramas dentarias o alveolares superiores, posteriores y medias (inervación de molares superiores) y ramas dentales o alveolares anteriores (inervación de incisivos

y caninos superiores).

Ramas pterigopalatinas, que se unen con las fibras simpáticas y parasimpáticas procedentes del ganglio esfenopalatino para formar una red nerviosa destinada a las paredes laterales de la nariz (terminales nasales), parte posterior del paladar duro y

parte anterior del velo del paladar (terminales nasopalatinas).

Nervios palatinos, para la pared posterior del velo del paladar y las amígdalas.

Nervio infraorbitario (rama terminal del nervio maxilar superior), que, tras su salida por el foramen infraorbitario, inerva la piel del párpado inferior, la mejilla, el ala nasal y el labio superior.

Las ramas superficiales del nervio maxilar superior inervan los tegumentos del área de distribución: mejilla, párpado inferior, parte lateral de la nariz y de la frente y párpado superior. Las ramas profundas vehiculan la sensibilidad de las mucosas (seno maxilar, fosa nasal, encías y dientes superiores, paladar duro, amígdalas y velo del paladar). Las ramas intracraneales inervan la duramadre temporal y parietal, y la arteria meníngea media. En ocasiones, la arteria meníngea media está inervada por ramas del nervio mandibular.

 

El nervio maxilar inferior (V3) 

Sale del  interior del cráneo por el orificio oval, entra en la fosa cigomatica y se divide en dos porciones: la anterior sensitiva y la posterior motora.

La porción sensitiva comprende las siguientes divisiones:

Rama bucal, para la inervación de la mucosa de la mejilla y de las encías inferiores.

Nervio auriculotemporal, para las porciones anteriores del pabellón auricular, conducto auditivo externo y parte de la región temporal.

Nervio alveolar o dental inferior: se divide en el nervio mentoniano y en las ramas terminales que inervan todo el macizo maxilar inferior (hueso, piel de la barbilla, mucosa de las encías y dentadura).

Nervio lingual, destinado a los dos tercios anteriores de la lengua y al suelo de la boca.

 
El nervio maxilar inferior, por tanto, aporta toda la inervación sensitiva a la mandíbula: la articulación temporomandibular, el labio inferior, la lengua, la mucosa bucal, las encías y los dientes inferiores, las glándulas salivales, la región temporal y los dos tercios anteriores y superiores del pabellón auricular.

 

.
.
.